Instituto Nacional de Salud recomienda 
 
La práctica del ayuno puede ser perjudicial para la salud, especialmente en las personas con algún tipo de enfermedad, así como en niños, adolescentes, adultos mayores, gestantes y madres que dan de lactar, debido a las necesidades fisiológicas que tienen cada uno de estos grupos.
 
ayunosemanasanta
“El ayuno, cuando es prolongado, puede poner en riesgo la salud de las personas. Luego de 12 horas, de dejar de ingerir alimentos el cuerpo utiliza sus reservas de grasas y masa muscular, alterando las funciones de algunos órganos. El ayuno prolongado afecta el sistema nervioso, pudiendo dejar secuelas irreversibles a nivel cerebral”, precisó el nutricionista del INS, Juan Carlos Barboza.
 
Como consecuencia del ayuno, se manifiestan síntomas como mareos, dolor de cabeza, cansancio, disminución de la fuerza, molestias gástricas y aumento de la frecuencia cardíaca. 
 
“Como consecuencia del hambre se experimentan situaciones de ansiedad y estrés que afecta nuestro estado de humor y bienestar general”, señaló el especialista en nutrición. 
 
Si se desea ayunar para efectos de purificación o eliminación de toxinas por el cuerpo, es recomendable consultar con un especialista que le brinde información detallada de los pros y contras de esta práctica o le brinde alternativas para este fin como puede ser el consumo de más frutas o verduras. No dejar de beber agua para mantenerse hidratado.
 
El Lic. Barboza aconsejó llevar siempre una alimentación balanceada que incluya el consumo de frutas y verduras diario, por lo menos 30 minutos de actividad física cada día y beber ocho vasos de agua al día. 
 
En medios: