Presentación

Se define como afrodescendiente a aquella persona de origen africano que vive en las Américas y en todas las zonas de la diáspora africana por consecuencia de la esclavitud, habiéndosele negado históricamente el ejercicio de sus derechos fundamentales. Cabe indicar que se identifican tres elementos centrales de la afro descendencia:

  1. La ancestralidad africana y la experiencia de esclavización.
  2. La trayectoria histórica marcada por la discriminación racial —estructural y simbólica— y la exclusión social.
  3. La existencia de valores culturales compartidos que emergen del particular episodio de la “diáspora africana”. Se puede afirmar que una persona es “afrodescendiente” en tanto “desciende” del proceso que aquí se ha señalado como la ‘diáspora africana’; o se asume así por libre ejercicio de autor reconocimiento o auto identificación; ejercicio en el que deben concurrir todos o alguno de los elementos antes referidos.

>> Ver Indice de Pueblos Indígenas

La población afrodescendiente, en cambio, llega al Perú inicialmente de Centroamérica, pero antes había llegado al Nuevo Continente dentro de las actividades de comercio de esclavos, provenientes de África. Llegan al Perú como esclavos y laboran bajo esas condiciones en las haciendas de la costa. A mediados del siglo XIX, los negros alcanzan su libertad gracias a una norma dictada por el mariscal Ramón Castilla. Sin embargo, aún persisten situaciones de discriminación y postración que sitúan a los afrodescendientes en un nivel de desarrollo socioeconómico bajo en el país, situación que los hace vulnerables al padecimiento de ciertas patologías y que determina menor acceso a los servicios de salud.

>> Ver Pueblos Afroperuanos