lupitaPortal de Transparencia

Presentación

La Organización Mundial de la Salud – OMS (2002) define a la Medicina Tradicional como prácticas, enfoques, conocimientos y creencias sanitarias diversas que incorporan medicinas basadas en plantas, animales y/o minerales, terapias espirituales, técnicas manuales y ejercicios aplicados de forma individual o en combinación para mantener el bienestar, además de tratar, diagnosticar y prevenir las enfermedades. Complementariamente, se debe considerar que son sistemas tradicionales de salud, que  incorporan elementos del ritual y de la cosmovisión, los cuales actúan en forma integral, asumiendo diversas dimensiones de la vida en el continuo proceso de curar y/o sanar.

Al abordar la definición conceptual de la Medicina Tradicional es necesario considerar dos premisas: 
Primero.- La consideración del término “medicina” es un concepto que desde ya delimita a los conocimientos tradicionales en salud a una comparación tan igual y bajo los estándares y normas  definido desde “medicina occidental o académica”.

Segundo.- Los conocimientos tradicionales en salud no solo son medicinas, constituyen  “sistemas de salud tradicionales” más amplios, esto debido a las diversas dimensiones que incorpora su abordaje. Es decir, constituye un sistema integral de acciones, que incorpora otras formas de relaciones en sus procedimientos de  curación y/o sanación; tales como elementos del ritual, la cosmovisión y la interrelación de terapias.

La población indígena ha desarrollado durante siglos conocimientos y prácticas basadas en su experiencia; esta apreciación, al habérsele denominado “medicina tradicional” por la OMS y OPS, ha devenido también en una serie de presiones para “formalizar” los saberes de curar o sanar tradicionalmente. Esa “pureza” del sistema tradicional pierde su esencia cuando se le quiere medir como “medicina”, ya que de esta manera deberá responder a todos los procesos científicos establecidos por la academia. En todo caso, a través de una mirada común debe abrirse las posibilidades de considerar un abordaje flexible que incorpore ambos enfoques.

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la medicina es la ciencia y arte de curar la enfermedad; para lo cual utilizan técnicas y tratamientos estandarizados, recurriendo a medicamentos científicamente probados; mientras que el sistema tradicional, para curar y sanar un enfermo, utiliza tratamientos personalizados no convencionales que ayudan al organismo enfermo a curarse para conservar la salud.

La Medicina Tradicional, o nuestro sistema de salud tradicional, cuenta con diversos componentes, tales como: los síndromes culturales, los ritos y su cosmovisión, los agentes de medicina tradicional, los recursos curativos (plantas, minerales, animales) y las terapias. Todas estas áreas existen y se desarrollan en forma interrelacionada. Las plantas medicinales son uno de los recursos importantes de los sistemas de salud tradicionales, y su uso debe entenderse en un marco de respeto cultural y de aporte social a la salud.