Los desórdenes por deficiencia de Yodo (DDY) constituyen la principal causa prevenible de daño cerebral infantil. En el Perú, desde el año 1998 se ha logrado la erradicación virtual de los desórdenes por deficiencia de yodo. En el caso de países con bajas prevalencias de DDY como el Perú, se recomienda la Vigilancia de la Situación de los desórdenes por deficiencia de Yodo en escolares entre de 6 a 12 años.

La deficiencia de yodo es la principal causa en el mundo de retraso mental susceptible de prevención y produce alteraciones neurointelectuales cuya forma más severa es el cretinismo y la más leve el deterioro intelectual. La carencia moderada de yodo puede producir pérdida de la capacidad de aprendizaje, aproximadamente de 13.5 puntos del coeficiente de inteligencia a nivel poblacional, también produce bocio, consecuentemente, conlleva a la disminución de la productividad económica y retrasa los progresos hacia el logro de los Objetivos del Milenio. En su forma más grave, los trastornos por carencia de yodo incluyen el cretinismo, la mortinatalidad y el aborto natural, y aumentan la mortalidad infantil.

La carencia de yodo es la mayor causa individual en el mundo de retraso mental susceptible de prevención mediante la fortificación de la sal con yodo. A comienzos del siglo XX, los desórdenes por deficiencia de yodo fue reconocido como un problema de salud pública en la mayoría de países de América, mientras que en Perú la deficiencia natural de yodo se presentó en la sierra peruana.

La Organización Mundial de Salud y el International Council forthe Control of IodineDeficiencyDisorders (ICCIDD) proponen algunos indicadores fundamentales que definen la deficiencia de yodo: la prevalencia de bocio en escolares, la cuantificación de la yoduria en la población escolar, yodo en sal de consumoy la prevalencia de niveles de TSH neonatal > 5 μU/ml.

El Perú dispuso la yodación de la sal para consumo humano y se llegó a instalar pequeñas plantas de yodación en algunos departamentos, pero se desvaneció pronto y no se evidenció mayor beneficioso en la población afectada

VIGILANCIA DE DESÓRDENES POR DEFICIENCIA DE YODO

El Centro Nacional de Alimentación y Nutrición a través de la Dirección Ejecutiva de Vigilancia Alimentaria y Nutricional realiza la cuantificación de la yoduria en los escolares de 6 a 12 años, mujeres en edad fértil y gestantes en el marco de la vigilancia y monitoreo establecido por el Ministerio de Salud, en cumplimiento con la vigilancia en alimentación y nutrición del país.

OBJETIVO

Brindar información sobre la situación nutricional de yodo en escolares, mujeres en edad fértil y gestantes en Perú.